Lo que aprendí en el 2016

lo-que-aprendi-en-2016-2

Como mencioné en mi última columna del año en Economía de Mallorca no me gusta hacer reflexiones a finales del año, pero movida por el post que escribe Gaby Castellanos cada año, he querido compartir con todos vosotros lo que aprendí en el 2016.

Aprendí lo difícil que es estar lejos de casa. Por supuesto que considero a sa meva illa mi segundo hogar, esta isla me ha dado lo mejor que podía darme en estos últimos 5 años y medio. Sin embargo, echo mucho de menos estar en casa, en mi querida Bolivia junto a mi familia y mis amigos, de esos que ya solo puedes contar con la palma de una mano.

Aprendí que debo dejar de comer porquerías. La salud es lo primero, decía mi madre, pero este año me lo he tomado muy en serio. En uno de los viajes que tuve este año a Estados Unidos sufrí un ataque de dolor de estómago, de esos que no le deseo ni al peor creativo. A partir de ese viaje cambié mis hábitos tanto a nivel alimenticio como deportivo, y me siento mejor que nunca. Adiós regordimientos y 14 Kilos menos ¡toma ya!.

Aprendí que viajar con amigas es más que genial. Me encanta viajar con amigas. Y este año ha sido especial porque he hecho dos viajes geniales con dos de ellas, Mariflo una compañera y amiga de trabajo, y mi mejor amiga desde antes que nos salgan los dientes de leche, Stephanie. Dos viajes a Formentera y Barcelona difíciles de olvidar y que recomiendo que hagáis sin pensarlo dos veces.

Aprendí que no hay que tener miedo a los cambios. Este año fue muy duro a nivel profesional, he tenido miedo, mucho miedo. Miedo de cambiar de trabajo, de que las cosas no salieran como yo quisiera o como lo había planificado. ¿Pero saben qué? Salieron mucho mejor de lo que yo esperaba. Porque cuando una puerta se te cierra, el universo entero se abre.

Aprendí a valorarme más. Y lo digo con orgullo. ¿Si tú no te valoras en cualquier aspecto de tu vida, sea este laboral, sentimental o lo que sea, entonces quien te va a valorar a ti? Piénsalo.

Aprendí que no soy mujer de retos fáciles. Que cambiar de trabajo, escribir una columna en Economía de Mallorca, sacar adelante Travel Rocks, y seguir pensando en emprender, demuestra que lo mío no es amor por lo sencillo. Que me gustan los retos y que mientras más grandes mejor. Que no hay nada más rico que disfrutar de los éxitos cuando te han costado tanto, y que se disfrutan mucho más cuando lo haces junto a la gente que quieres.

Aprendí que soy una suertuda y que amo lo que hago. Tengo tanta suerte de rodearme de personas maravillosas, como la suerte que tengo para ganar concursos. Tengo la suerte de tener un trabajo y proyectos que me apasionan, y que cada día me levanto feliz, ¿cuántas personas no darían lo que fuera por tener un poquito de esa sensación?

Aprendí que cuánto más viajo, más ganas tengo de seguir viajando. Que el mundo se ve diferente mientras más viajas, mientras más aprendes, mientras más conoces gente. Doy gracias a la vida por tanta oportunidad de aprender, de viajar y de conocer gente maravillosa. ¡El año que viene se vienen muchos más viajes y aventuras por el mundo!

Y por último, y no menos importante, aprendí que lo bueno siempre llega, que hay que sembrar para cosechar, y sobre todo tener paciencia. Así que tened paciencia, que este año que viene será mío, vuestro, será nuestro. Espero veros a todos en cualquier rincón del mundo en el que estéis, y si os veo, os daré un abrazo y las gracias por compartir esta vida, que aunque a veces parece muy digital, realmente no lo es, porque aquí compartimos más que unas letras, unos tweets, unos status, compartimos nuestra pasión.

Muchas gracias a todos los que me leéis detrás de esta pantalla. Que tengáis el mejor comienzo del año del universo universal.

¡A por más sueños, más creatividad y más viajes!

lo-que-aprendi-en-2016-1

Deja un comentario

En esta web encontrarás creatividad, viajes ¡y cookies!. Las tenemos para viajar creativamente. Si sigues, es que quieres continuar viajando. Más info: Política de cookies ACEPTAR